CCEB © Todos los Derechos Reservados

Inicio

Dirigentes sindicales denuncian al Gobierno por persecución y violencia








Caracas.- Voceros de unas 20 organizaciones sindicales expresaron su rechazo contra la persecución, amedrentamiento, encarcelamiento, heridos y asesinatos del que han sido víctimas numerosos dirigentes laborales durante los últimos tres años por el que responsabilizan al Gobierno nacional.


El pronunciamiento lo formularon representantes de Fetrasalud, Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros, Fetraharina,  Movimiento Sindical de Base (Mosbase), Unete,  Fade,  Frente de Jubilados, CTV, y secretarios sindicales de Caracas por los partidos Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia, Voluntad Popular y Alianza Bravo Pueblo.


También asistieron dirigentes sindicales de Cantv, Construcción, Telecomunicaciones y de la Alcaldía Metropolitana de Caracas.


El Secretario Ejecutivo de FetraSalud, Pablo Zambrano, destacó que “hemos organizado este evento contra la violencia, la persecución, el amedrentamiento y el despido contra dirigentes sindicales y trabajadores, porque esto se ha convertido en una constante por parte de patronos y grupos organizados por el propio Gobierno nacional”.


Durante el acto, celebrado en el Colegio de Ingenieros de Caracas, dijo que existen infinidades de testimonios y situaciones que denuncian una política gubernamental de violencia contra los dirigentes sindicales.


Narró el caso de Rubén González, quien estuvo 17 meses presos en una cárcel del Caroní, estado Bolívar, tras convocar una huelga de 16 días en Ferrominera del Orinoco, donde el coordinador nacional de Mosbase, Ronny Álvarez, contabiliza 5 años y 9 meses de estar preso, sin condena.


Reclamó por el caso de Eladio Mata, quien recibió  varias heridas de balas el pasado 24 de agosto en el hospital Clínico Universitario y el de Mauro Zambrano quien fue apuñado por la espalda en ese centro asistencial de la UCV.


Aun convaleciente por las heridas, Mata, presidente del Sindicato de Obreros de la Alcaldía Metropolitana de Caracas, dijo que el movimiento sindical seguirá reclamando mejoras laborales para la clase trabajadora venezolana.


Octavio Campo, dirigente sindical de la construcción y de la CTV, dijo que a la fecha 86 dirigentes han sido muertos durante los últimos tres años y reclamó un salario mensual de 12 mil bolívares diarios, por considerar que la canasta básica sobrepasa los 400 mil bolívares con una inflación que supera 800%.