CCEB © Todos los Derechos Reservados

Inicio

Río Dorado en crisis












Por más de 18 años, la comunidad de Río Dorado en la UD-128, San Félix, ha tenido que lidiar con una cárcava que cada vez se hace más grande a causa del desbordamiento de la boca de visita que pasa por debajo de las casas.


Las aguas negras desbordadas han causado que ceda el suelo y se debiliten las viviendas.


Una familia tuvo que abandonar su vivienda ante el peligro de caer por el desplazamiento de tierras.


La cárcava provocó el derrumbamiento de parte del suelo.



Los vecinos aseguran que la Alcaldía de Caroní y la Gobernación del estado Bolívar tienen conocimiento de la situación, sin embargo, hasta ahora no han tenido respuestas.



“Nos han dicho que este es un proyecto macro y que no tienen recursos”, indicó Benita Lara, una de las afectadas.



Parte de la acera ha cedido y también la carretera se encuentra agrietada.



En la parte baja de la socavación están unas casas en situación de riesgo por otra falla en el terreno. Juana Núñez, una de las habitantes, aseguró que aunque “hay un consejo comunal conformado, es como si no existiera”.



Con los reportes de la situación la comunidad se dirigirá una vez más a Catastro, Obras y Urbanismo de la Alcaldía de Caroní, el cuerpo de Bomberos del municipio Caroní y Protección Civil para que atiendan el caso.



Afectaciones


También denunciaron que el servicio de agua potable falla constantemente, lo que obliga a los vecinos a comprarle a camiones cisterna.



“A veces pasamos un mes sin agua y los cisternas cobran Bs. 2000 para llenar el tanque”, afirman. Además, durante las lluvias se inundan las calles y el agua entra a las casas.



También causa molestia entre los vecinos que en la comunidad no exista tendido eléctrico.



“En la noche esto está oscurísimo y los malandros pasan en motos por la calle”.



Al menos 530 familias padecen de la intermitencia de los servicios básicos y la zozobra de no saber qué pasará cuando llueve.



Hundimiento


Estas semanas han denunciado varias cárcavas en el municipio Caroní. Una de las quejas recientes ha sido en la vía Caracas, frente a Ferrominera Orinoco, donde vecinos tuvieron que cerrar calles.