CCEB © Todos los Derechos Reservados

Inicio

Empresa española admite que pagó 46 millones al chavismo











La Fiscalía Anticorrupción retomó la investigación de los pagos realizados por la mercantil Duro Felguera a dirigentes venezolanos, a cambio de la concesión de obras públicas en el país sudamericano. Después de que la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) advirtiera, hace un año, al Ministerio Público (MP) de los abonos de Duro Felguera a través de Banco Madrid, la Fiscalía logró hacer este mes los primeros interrogatorios.


En concreto, el MP tomó declaración al presidente de la constructora energética, Ángel Antonio del Valle Suárez, en relación con los mencionados pagos. Del Valle Suárez -que era consejero delegado de la empresa cuando se produjeron los hechos- admitió haber ordenado realizar los desembolsos, pero aseguró que se trataba de abonos por servicios legales.


La compañía entregó 46 millones de euros en 2009 a la mercantil venezolana Ingeniería Gestión de Proyectos de Energía (Ingespre), propiedad del entonces viceministro de Energía chavista, Nervis Villalobos, por supuestos trabajos de asesoramiento que Anticorrupción sospecha podrían esconder el pago de comisiones a cambio de la concesión de la construcción de una central energética.

Villalobos fue interrogado por la Fiscalía a principios de mes y, en línea con lo que dijo Del Valle Suárez, aseguró que los ingresos que recibió de parte de Duro Felguera se referían a facturaciones relacionadas con servicios legales.


La reactivación del caso coincide en el tiempo con el levantamiento del veto financiero a Banca Privada de Andorra (BPA) por parte de Estados Unidos. Anticorrupción decidirá si finalmente interpone una querella contra algunos, todos o ninguno de los declarantes o archiva las diligencias iniciadas hace un año, lo que podría derivar en la judicialización del caso.


El Confidencial